La venta de arte robado mueve unos US$ 7 mil millones al a√Īo

Nota publicada hoy en el diario Gestión. Imagen tomada de la versión impresa. Enlace original aquí.


(Reuters) El arte robado es una industria lucrativa que mueve obras sustraídas valoradas en US$ 6,000 o US$ 7,000 millones al año, y la actual crisis económica mundial ha conllevado un incremento de los delitos. Así lo sentencia Christopher Marinello, especialista en recuperación de arte en el Registro de Arte Perdido de Londres.

Este detective de arte británico ha recuperado “El jardín”, una pintura del artista francés Henri Matisse valorizada en US$ 916,200, que fue robada de un museo de Estocolmo hace 25 años.

El cuadro fue reconocido por un comerciante de arte que consultó una base de datos de arte robado cuando un anciano polaco, que desconocía la procedencia del cuadro, se lo ofreció en venta.

“Es fantástico que la pintura haya aparecido de nuevo”, dijo Kristin Ek, portavoz del Moderna Museet de Estocolmo, museo local. “Fue robada hace tanto tiempo que realmente ya habíamos perdido la esperanza”.

El robo de “El jardín” La pintura fue sustraída en mayo de 1987 cuando un ladrón irrumpió en las instalaciones del museo sueco, armado con un mazo, durante la noche.

El robo fue denunciado a la Interpol y al Registro de Arte Perdido, la mayor base de datos privada del mundo de obras de arte robadas, perdidas o saqueadas.

“Estamos contentos porque la pintura parece estar bien y en buen estado”, dijo el museo Moderna Museet. “Ha sido un muy buen comienzo de año”.

Marinello no dio detalles sobre qué se hizo con la obra. 
“No se rompió ningún brazo y no se realizó ningún pago”, dijo, añadiendo que la pintura sería devuelta al museo a través del Museo de Cultura de Suecia.

No es la única pieza que se ha sustraído del museo Moderna Museet. La institución aún no ha encontrado otra obra, de Georges Braque, robada en 1993.

Otro museo en esa situación es el de Kunsthal de Rotterdam, donde, el año pasado, ladrones se hicieron con obras de Picasso, Matisse, Monet y otros destacados artistas, valoradas en decenas de millones de dólares.

El museo de Boston y US$ 300 mlls. perdidos

Según Christopher Marinello, cuando los ladrones no pueden cobrar un rescate de aseguradoras o propietarios, las obras se venden en el mercado negro, a menudo por una fracción de su precio real, o se ofrecen como mercancía intercambiable por drogas o armas.

El detective de arte resalta que hay muchas piezas en las que tiene puesta la mente y que busca con especial interés.
En primer lugar destaca un grupo que incluye obras de Vermeer, Degas y Rembrandt, valoradas en unos US$300 millones y robadas del Isabella Stewart Gardner Museum en Boston en 1990.

“Luego hay un Rafael robado por los nazis en la Segunda Guerra Mundial cuya apariencia es bastante bonita”, dijo.