Escuelas ofrecen cursos para piratear y revender se√Īales de Wi Fi caseras

Nota escrita por Luis García Bendezú, publicada hoy en el diario El Comercio. Revisa la versión original aquí.


Es difusa la frontera que separa lo legal de lo ilícito en el mundo de la informática. Con poco más de S/.250, una persona puede comprar una antena y vender Internet a todo un vecindario. Y si no se sabe un ápice de redes inalámbricas (Wi Fi), hay en Lima al menos 140 institutos en los que se enseña a vulnerar las conexiones de Internet de los vecinosLa semana pasada, El Comercio visitó ocho centros de capacitación en los que se ofrecen cursos rápidos de redes inalámbricas, instalación de antenas y recuperación de claves de seguridad del Wi Fi.

Esto no tendría nada de raro si no fuera porque, además de esas clases –que también se imparten en carreras informáticas de universidades e institutos, pues son legales–, los volantes de estos negocios prometen que el potencial alumno puede ganar dinero revendiendo el Internet o hackeando señales privadas ajenas.

"Te decimos cómo recuperar una clave de Wi Fi, pero si te pones a ‘matar gente’ [obtener la clave de otra persona] es tu responsabilidad”, dijo Brandon Ayala, profesor de la escuela Escutec D´Lourdes, ubicada en el Rímac. El curso allí cuesta S/.150 y dura seis horas.

El instituto Edu Tools, situado en la Av. Alfonso Ugarte (Cercado), ofrece, inclusive, ‘cursos’ más completos. “En la tercera clase te enseñamos el armado de la antena tipo panel. Para vender Internet debe brindar [entregarle] esta antena al receptor”, explicó la recepcionista, quien se identificó como Cinthia Vela.

En esta escuela se enseñan, además, programas para recuperar claves que usan las empresas de telefonía para ocultar las contraseñas del Wi Fi de sus usuarios. “Puede obtener Internet gratuita, para uso personal”, remarcó Vela. Gran parte de las academias, en las que además se enseñan rápidos cursos técnicos de informática, se ubican en el Jr. Paruro y en la Av. Alfonso Ugarte, en el Cercado; y en San Juan de Lurigancho.Telefónica ha descubierto que en el país hay 360 centros de capacitación que ofrecen cursos similares para vulnerar redes caseras.

El Ministerio de Educación dijo a El Comercio que no es ilegal enseñar a repartir redes inalámbricas. “Hay libertad de cátedra. Muchas veces estas escuelas no son institutos tecnológicos, no dan certificados y no se les puede sancionar”, sostuvo un vocero de la Dirección General de Educación Tecnológica del sector.

La empresa española, que ha recopilado esta información como parte de su trabajo, estima que hay 150 mil usuarios de Wi Fi pirata en Perú. Solo en el 2012, se detectó a 2.850 revendedores en Lima que ofrecen Internet a más de 70 mil usuarios. “En promedio cada proveedor pirata brinda Internet a 25 clientes y gana unos S/.750 al mes”, dice Alonso Cornelio, del Área de Lucha Contra la Informalidad de Telefónica.

La reventa de Internet no es un delito, pero sí el uso indebido del servicio. Según el contrato de Telefónica, los usuarios no pueden transferir el Wi Fi fuera de un inmueble. “La reventa de la señal se sanciona con el corte del servicio y el impedimento de volver a contratar a la empresa”, dijo Ana Romaní, asesora legal de Telefónica.

El Comercio consultó con Claro sobre el trabajo que realizan para enfrentar esta problemática, pero los voceros de la empresa se excusaron de dar información al respecto.

Aunque las operadoras desarrollan constantemente nuevos protocolos de ‘encriptado’ de contraseñas, los piratas siempre están a la vanguardia. “Hay ‘cracks’ [programas para vulnerar contraseñas] de todo precio. Si quieres descubrir las conexiones mejor protegidas, el programa cuesta 40 soles”, prometió un vendedor de la galería Wilson, en Cercado de Lima.

“El ‘crackeo’ del Wi Fi no solo ocasiona que intrusos usen una conexión privada. También permite que los invasores accedan a nuestros archivos personales, contraseñas de correos electrónicos o de cuentas bancarias”, señaló Oswaldo Pelaes, gerente de Seguridad y Redes IP de Telefónica.

A la fecha, la policía no registra denuncias de usuarios cuya señal Wi Fi haya sido pirateada.

“Para investigar debemos tener un agraviado y un delito establecido”, dijo Víctor Mesa, jefe de la División de Investigación de Delitos de Alta Tecnología de la Policía.

¿CÓMO PROTEGER SU CONEXIÓN?

Desconecte el router que proporciona el Internet cuando no lo utilice. Así evitará que otras personas ubiquen su red e intenten piratearla.

Si las luces de su router siguen parpadeando cuando su PC está apagada, significa que alguien está haciendo uso de su red. Denúncielo a su proveedor.

Cambie la contraseña de su señal de Wi Fi al menos una vez al mes. Elija una contraseña que combine números y letras.

No ponga nombres identificables a su red. Evite usar su nombre propio o los dígitos de su número telefónico, pues facilita el acceso de los piratas.

Instale y actualice periódicamente un buen antivirus. No utilice programas pirata que pueden afectar su conexión a Internet.

Solicite a su operador de servicios que delimite la cantidad de computadoras que pueden conectarse a su red.

Si su velocidad de navegación es lenta, es probable que su señal de Wi Fi esté siendo pirateada. Si su operador es Telefónica comuníquese al 0800- 11800.

Si es cliente de Claro, llame al 0800-00123. Para usuarios de Nextel, el teléfono de atención es 0800-1 8844.